La salud laboral de los docentes puede mejorar mediante la intervención psicosocial

4La intervención psicosocial puede ayudar a mejorar la salud laboral de los docentes, según las conclusiones de un estudio reciente elaborado por la Universitat de València. Realizar un buen entrenamiento basado en técnicas de relajación, y en técnicas cognitivo – conductuales puede ser una buena forma de potenciar el bienestar de este perfil laboral.

A raíz de esta investigación, los expertos han detectado una disminución significativa de los niveles de sobrecarga del trabajo, de los conflictos entre trabajadores, y de los problemas psicosomáticos de salud derivados de la jornada laboral.

La intervención psicosocial también ha traído consecuencias positivas a los docentes, como por ejemplo, una mejor conciliación entre el puesto de trabajo y la familia, y para optimizar los recursos laborales y personales dentro de las tareas que desarrolla cada empleado.

Si ponemos el foco en la cantidad de estrés laboral que sufre este colectivo, la intervención psicosocial ayuda a disminuir de forma significativa los niveles del síndrome de ‘burnout’, de problemas psicosomáticos, o de visitas a un especialista médico relacionado con este tipo de patologías.