¿Cuáles son las dolencias más comunes en la oficina?

5El trabajo habitual de oficina suele provocar una serie de dolencias y patologías que afectan directamente a la salud de los trabajadores. Se trata de una serie de afecciones que no están catalogadas como enfermedades profesionales, pero que suponen problemas para el día a día de las plantillas.

Los trastornos músculo-esqueléticos debidos a ciertas posturas que se deben adoptar frente al ordenador suelen ser muy frecuentes. Los dolores en la espalda, las muñecas o las manos son la tónica habitual a lo largo de la jornada laboral.

Las molestias oculares también son una patología muy frecuente debido al número de horas que se pasan frente al ordenador. La deficiente iluminación de la sala de trabajo o un exceso de horas en la misma posición, suelen ser algunos de los motivos más frecuentes por los que aparece esta dolencia.

El contagio de virus y bacterias es otra de las dolencias más habituales que tienen lugar en las oficinas. La mala ventilación y la concentración de un elevado número de personas, son algunas de las causas por las que se produce la propagación de los mismos.